Como expertos en la protección ignífuga en Madrid centro sabemos que es importantísimo que las empresas de construcción tengan muy presentes las medidas contra incendios a la hora de levantar un edificio. Desde hace unos años, una de las medidas más utilizadas y por la que preguntan continuamente los clientes es la pintura intumescente. Este tipo de pintura no consigue apagar el fuego, pero su misión consiste en evitar que el incendio se propague a otras partes del edificio con rapidez. Además, es también una manera de proteger a las paredes y estructuras.

La pintura intumescente, cuando aumenta mucho la temperatura a causa del fuego, se hincha tanto y de tal manera que en esa zona aparece una especie de espuma que no entra en ebullición. Las altas temperaturas no consiguen fundirla ni despegarla de la pared. Así, la estructura está protegida del fuego y no alcanza las temperaturas a las que llegaría de no contar con esta protección. Son tantas las ventajas de contar con este material, que cualquier empresa de protección ignífuga en Madrid centro  la recomienda.

En la mayoría de los casos, las estructuras de los edificios, naves, etc., son metálicas y, cuando las alcanzan las llamas, llegan a alcanzar temperaturas muy altas. El problema es que a estas temperaturas, pueden debilitarse y deformarse y dejar de sustentar la cubierta que se desplomaría hacia el interior.

Lo mejor para tu tranquilidad es contar con una empresa como Sella 2 Protección Pasiva, S.L. en dónde velamos por tu seguridad, gracias a nuestra experiencia en las medidas de protección contra incendios.