El mortero ignífugo en Madrid centro, se aplica específicamente para la protección pasiva contra incendios en elementos constructivos. Éste es capaz de dotar a la estructura de una resistencia frente al fuego de hasta 240 minutos, no contiene ninguna sustancia tóxica ni peligrosa y cuando se calienta lo único que desprende es vapor de agua. Además de proteger contra el fuego, este material aporta absorción acústica y es un poderoso aislante térmico. El mortero de lana de roca, se elabora a base de lana mineral, áridos ligeros y ligantes hidráulicos.

Su aplicación sobre estructuras como vigas, pilares, perfiles, etc., ayuda a combatir el fuego y evita que los elementos constructivos lo propaguen y pierdan su capacidad portante y resistencia mecánica. En Sella2 Protección Pasiva, S.L. lo aplicamos sobre estructuras como estas:

  • Elementos de acero: las estructuras de acero son muy utilizadas como elemento estructural por su gran resistencia, pero tienen el inconveniente de que poseen una alta conductividad térmica y durante un incendio transmiten en gran medida en calor que se produce en éste. Mediante la aplicación del mortero sobre las estructuras de acero (vigas, pilares o elementos de tensión), se elimina este inconveniente. 
  • Hormigón: la gran solidez que tiene el hormigón se ve afectada a causa del fuego, el mortero lo protege.
  • Conductos de chapa: las instalaciones por donde pasan las tuberías, los cables, la ventilación y demás, son dotados a través del mortero ignífugo en Madrid centro, de la resistencia adecuada para mantener su integridad y aislamiento en caso de incendio.

Para aplicarlo, se utilizan máquinas de proyección mecánica que permiten hacerlo de manera homogénea con resultados de gran calidad. También puede llevarse a cabo manualmente mediante herramientas de albañilería como la llana y la paleta.